¿COMO EMPEZAR A HACER EJERCICIO? ASÍ LO HÍCE.

Como chica con sobrepeso que he sido desde que recuerde, el ejercicio para mi era un sufrimiento. Todavía recuerdo con claridad las clases de Educación Física del Instituto, que mal lo pasaba ese día, estaba claro que el deporte y yo, no nos llevábamos bien.

Cuando decidí cambiar de hábitos para adelgazar, sabía que el ejercicio era una parte importante en el proceso. En ningún momento he podido ir al gimnasio, así que he tenido que practicar ejercicio en casa y en la calle, os cuento lo que he ido haciendo:

  • Caminar.

Andar, andar y andar, esa fue mi primera opción, si nunca había practicado nada, no podía hacer mucho más. Al principio aguantaba media hora e intentaba ir rápido, llegaba a casa como si me hubieran dado una paliza, para tirarme al sofá. Poco a poco fui aumentando tiempo y ritmo.

Os dejo los muchos beneficios que tiene caminar:

  • Pesas y tonificación.

No tarde mucho en incluir las pesas en mi rutina, ya que había leído que eran muy importantes para evitar la flaccidez, conseguir tonificar y aumentar el metabolismo, lo que ayuda a adelgazar. A las 2 semanas ya estaba haciendo una rutina de brazos con poco peso y ejercicios sencillos de piernas y abdominales.

He ido aumentando peso de las mancuernas, tengo lastres de 3 kilos, banda elástica, cuerda de saltas,.. he ido haciéndome un mini-gym en casa.

Os dejo algunas de las tablas que he hecho, son de @Amya_Fitness, la podéis seguir en su Instagram aquí.

tablas tonificacion

  • Correr.

Uyyyy, este paso me costo mucho darlo, así que estuve investigando por la red y varios expertos aconsejaban intercalar andar con correr.

Selfie con mi sister después de correr, gracias por todo.

Selfie con mi sister después de correr, gracias por todo.

Mi hermana lleva ya varios años en esto del running y para mi fue (y es) un gran apoyo en este sentido. Nos inventamos la palabra “andaco” (jajajaj, de la mezcla entre andar y correr, tonterías de hermanas).
Ella me acompañó y enseñó en todo momento, como controlar la respiración, como controlar la velocidad, como dar las zancadas y por supuesto las distintas rutas por la ciudad.

El primer día andamos 3 minutos y corrimos 1 minuto, así lo repetimos unas 5 o 6 veces. Os aseguro que el corazón se me salía del pecho en ese minuto y las piernas me dolían, que duro era eso! Lo repetimos unas 3 veces por semana aumentando los tiempos de correr.

Al mes y medio aproximadamente, pude correr 10 minutos seguidos y no morir en el intento, tardé bastante en hacer carrera continua, pero cada persona necesita su tiempo según sus capacidades y no tenía prisa, no tenía que competir con nadie, solo superarme a mi misma.

A día de hoy, no puedo decir que me guste correr, pero si lo he incluido en mi rutina llegando a correr unos 50 minutos, y cuando pasan unos días y no puedo salir a correr, me falta algo, jajaja, dicen que es un vicio, algo tiene de cierto.

  • Bicicleta estática.

Esta opción, me ha venido genial, para los días de mucho frío y lluvia en invierno y los de mucho calor en verano, también para cuando mis hijos han estado enfermos y no podíamos salir de casa. Encontré una oferta muy buena de una bici de segunda mano por Internet y le he dado mucho uso en las ocasiones que os he dicho.

  • Insanity Max30.

Este tipo de ejercicio lo descubrí a través de personas que sigo en Instagram. Son vídeos para hacer en casa de 30 minutos de cardio muy duro, donde solo con tu cuerpo quemas muchas calorías, haces ejercicios de tonificación, ganas resistencia y sudas muchísimo. Son 12 vídeos para un programa de entrenamiento de 8 semanas.

Para mi fue todo un hallazgo, ya que en pocos minutos consigo todo lo que busco, a veces con los peques es difícil sacar tiempo, pero 30 minutos siempre los sacamos de donde sea. ¡No hay excusas!

Conclusión: En este año he descubierto que mi cuerpo  se ha acostumbrado ha hacer ejercicio y lo practico entre 5 y 6 días a la semana, noto cambios en mi cuerpo, me noto fuerte, me ha ayudado a adelgazar y me gusta. Hay que variar de ejercicio cada 8 semanas más o menos porque el cuerpo se acostumbra.

Así que a moverse, os lo recomiendo, a mi me ha ido genial.

Sanita Manzanita.

Anuncios